Libro de Alejandro Menéndez García; Siria: Análisis de un conflicto

Introducción

Los dos libros que forman parte de Siria: Análisis de un conflicto son dos de las mejores aportaciones hechas hasta ahora a la investigación de la Guerra en Siria en lengua española. Recomiendo a todos los interesados en informarse sobre el tema que lean ambas partes porque hacen un importante repaso a las causas y de al desarrollo del conflicto. Personalmente, aprovecho para felicitar a autor, Alejandro Menéndez García, por su gran labor al escribir ambos libros.

La primera parte, es una introducción al conflicto a través de sus causas y además se presenta a los contendientes y sus apoyos internacionales. La segunda parte es una profundización en el conflicto y sus contendientes, así como un análisis de los sucesos más importantes acaecidos en el país desde la intervención rusa a finales de 2015. En este artículo podréis leer el sexto capítulo del libro que trata sobre Irán y sus milicias en suelo sirio.

6. La Intervención de Irán en Siria

El gobierno iraní ha apoyado con firmeza al régimen sirio a todos los niveles desde los comienzos del conflicto, ya que considera la supervivencia del régimen de Assad como un asunto vital para su seguridad. Además del apoyo político y económico, Irán ha desempeñado un papel fundamental en el plano militar apoyando a las fuerzas gubernamentales. Este apoyo inicialmente se plasmaba sobre el terreno en misiones de entrenamiento de las fuerzas gubernamentales incluyendo la presencia de consejeros y asesores a nivel táctico y estratégico. La evolución y duración del conflicto ha obligado a Irán a incrementar progresivamente su apoyo al gobierno sirio con envíos de material y combatientes. La llegada de combatientes se ha desarrollado fundamentalmente a través de tres vías: fuerzas de la Guardia Revolucionaria Islámica, fuerzas regulares del ejército iraní y milicias chiíes de diversa procedencia, aunque mayoritariamente iraquí.

6.1 Guardia Revolucionaria Islámica

La Guardia Revolucionaria Islámica fue creada en 1979 con el objetivo de proteger la revolución islámica iraní de sus enemigos internos y externos. Esta organización se puede considerar como una construcción paralela al ejército iraní ya que la Guardia Revolucionaria Islámica dispone de fuerzas terrestres, aéreas y navales, siendo su rama terrestre la rama más potente. Se estima que el tamaño de la Guardia Revolucionaria Islámica oscilaría entre 100.000 y 125.000 hombres. Junto a estas fuerzas terrestres, navales y aéreas, habría que añadir a la Fuerza Quds , una rama de élite 1 formalmente integrada en la Guardia Revolucionaria Islámica, pero que en la práctica actúa de manera independiente.

Desde el 2011, consejeros y asesores de la Fuerza Quds estuvieron desplegados en Siria para asesorar al ejército sirio en los combates y para dirigir la construcción de las milicias gubernamentales que constituirían las Fuerzas de Defensa Nacional. A partir de 2014, la presencia iraní se incrementó, al unirse a los miembros de la Fuerza Quds, miembros de la Guardia Revolucionaria Islámica. En el año 2015, ante las dificultades del régimen sirio para cubrir sus bajas, el gobierno iraní decide aumentar el despliegue de miembros de la Guardia Revolucionaria Islámica, que además de asesorar, ya participan (aunque de manera limitada) en los combates. Es a La Fuerza Quds está dirigida por el famoso General Qasem Soleimani¹. Es a partir del otoño del año 2015 cuando las bajas de la Guardia Revolucionaria Islámica crecen significativamente al involucrarse cada vez más en los combates.

thumbnail_Qassem-Soleimani1.jpeg
Qassem Suleimani, líder de la fuerza Al Quds.

No está claro el número de miembros de la Guardia Revolucionaria Islámica y de la Fuerza Quds que están desplegados en Siria, ya que su número se ha ido modificando desde el comienzo de la guerra. Tampoco los medios oficiales iraníes suelen dar muchos detalles sobre este aspecto. Se estima que el promedio de miembros de la Guardia Revolucionaria Islámica desplegados en Siria se situaría en 700 hombres, aunque en ocasiones puntuales, como en el otoño de 2015, su número podría haberse acercado a los 3.000 hombres. En total, más de 440 miembros de la Guardia Revolucionaria Islámica y la Fuerza Quds han caído en la guerra de Siria, con un elevado porcentaje de bajas entre los oficiales de alto rango.²Al menos una docena de Generales iraníes habrían muerto en Siria.

6.2 Milicianos iraquíes

Desde la primavera de 2012 se registra la presencia en la guerra de Siria de milicias chiíes de procedencia iraquí patrocinadas por Irán. Inicialmente de una manera discreta, pero que con el paso del tiempo, esa presencia se ha vuelto más clara, intensa y evidente. Irán ha usado fundamentalmente dos vías para desplegar las milicias chiíes en Siria. Una vía terrestre a través de la frontera iraquí y una vía aérea usando medios aéreos iraníes con destino final en el aeropuerto de Damasco. Estos medios incluyen medios militares y vuelos comerciales. La presencia de estas milicias se ha ido incrementando según ha avanzado el conflicto y ante las dificultades de reclutamiento del ejército sirio para reponer sus pérdidas, han pasado de desempeñar un papel auxiliar, a asumir un papel protagonista en los diferentes frentes de combate.

Son muy numerosas las milicias chiíes de procedencia iraquí desplegadas en Siria: Kataib al-Imam Ali , Harakat Hezbollah al-Nujaba, Liwa Assad Allah al-Ghalib, Kataib Sayyid al-Shuhada, Asaib Ahl al-Haqq, Kataib Hezbollah, Liwa Abu Fadl al-Abbas…etc. Estas milicias han luchado en la mayoría de los frentes de combate compensando las carencias de efectivos del ejército sirio en algunas zonas. Las milicias chiíes han combatido con suerte dispar fundamentalmente en los frentes de las afueras de Damasco, en el norte de la provincia de Latakia, la provincia de Idlib y sobre todo en la zona de Alepo. El equipamiento de estas milicias es muy variado incluyendo armamento pesado (artillería y carros de combate). Se desconoce con exactitud tanto el número de hombres desplegados por estas milicias como las bajas que han sufrido. Se estima que estas milicias desplegarían más de 4.000 hombres en Siria y habrían sufrido numerosas bajas mortales que podrían estar cercanas al millar.

Screenshot at jun 27 12-36-13

6.3 Milicianos Afganos y Pakistaníes

Irán ha aprovechado la existencia de numerosos refugiados afganos chiíes que huyeron de la persecución de los talibanes en Afganistán, para formar con personal supuestamente voluntario, unidades de combate para su despliegue en Siria. El personal reclutado recibe a cambio un sueldo (entre 500 y 1.000 dólares al mes) y la promesa de un permiso de residencia en Irán. De esta manera, el gobierno iraní tiene a su disposición unas unidades de combate que puede desplegar en Siria manteniendo su compromiso de apoyo al gobierno de Assad, en los frentes de combate más activos, limitando de esta manera las bajas dentro de sus contingentes propios. Otra ventaja que obtiene Irán con el empleo de contingentes de voluntarios afganos, es evitar o mitigar un posible malestar futuro en la población civil iraní por las bajas ocasionadas por la intervención en la guerra en Siria.

Las autoridades iraníes han conseguido reclutar alrededor de 10.000 milicianos afganos que han sido posteriormente encuadrados en la Brigada Fatemiyoun. Su despliegue en Siria comenzó probablemente a principios del año 2013 y aunque esta Brigada nunca ha sido desplegada en su totalidad, se estima que su fuerza de combate en Siria oscilaría entre 3.000 y 4.000 combatientes. Sin embargo, su papel en el conflicto no ha sido precisamente muy afortunado. Empleados habitualmente como carne de cañón, han sufrido significativas bajas en los frentes de Damasco y Alepo. No se conocen con exactitud el número de bajas mortales que han sufrido los milicianos afganos en Siria, aunque con toda seguridad, un mínimo de 470 afganos habrían caído en combate hasta octubre de 2016.

El gobierno iraní también ha buscado reclutas entre la población chií en Pakistán para luchar en Siria. Ofreciendo sueldos aparentemente más altos que a los milicianos afganos (alrededor de unos 1.200 dólares al mes) e invocando la defensa de los santuarios chiíes en Siria (Zaynab, Mezquita chií situada en el sur de Damasco donde supuestamente está enterrada la hija del Imán Alí), Irán ha conseguido reclutar voluntarios suficientes para formar una Brigada exclusivamente pakistaní, la Brigada Zainabiyoun. Esta Brigada ha sido desplegada en el año 2014, tiene una fuerza estimada de 1.000 combatientes y su área de operaciones está centrada en el área de Damasco y esporádicamente en el sur de Siria en la zona de Deraa. Sus bajas mortales han sido más moderadas que las afganas (un mínimo de 100), aunque también es cierto que sus bajas se están incrementando en los últimos meses.

Screenshot at nov 19 15-03-23.png
Logo de Liwa Fatemiyun
zainbeoon logo.jpg
Logo de Liwa Zainabiyun

6.4 Ejército Regular Iraní

Desde principios de 2016, miembros de unidades regulares del ejército iraní (Artesh) han sido desplegados en Siria, en teoría de manera muy limitada y exclusivamente en misiones de asesoramiento. Pero lo cierto es que este personal está integrado en los contingentes de la Guardia Revolucionaria Iraní y se ha visto involucrado directamente en los combates en la zona de Alepo. Estos combates han ocasionado al menos unas 7 bajas mortales al personal del ejército regular iraní. El personal del ejército regular iraní que ha sido desplegado en Siria pertenece a las siguientes unidades: 65ª Brigada aerotransportada, 45ªBrigada de Operaciones especiales, 388ª Brigada acorazada y 258th Brigada de Martyr Pazhouhandeh.

Todo indica que el despliegue de este personal es por ahora puntual y no parece que un futuro próximo, Irán tenga previsto desplegar en Siria unidades completas de su ejército. Más bien, la intención iraní parece encaminada a proporcionar experiencia en operaciones en el exterior a ciertos miembros de su ejército aumentando además, la capacidad de integración del ejército regular con la Guardia Revolucionaria Iraní.

Fotos

Screenshot at nov 19 15-00-23.png
Bajas sufridas por irán y sus aliados.
Screenshot at nov 19 13-50-18.png
Mayor General Hussein Hamadani, muerto en Siria.
Screenshot at jul 24 11-12-54
Milicianos de Kataib Imam Alí en Palmira, Siria.
Screenshot at nov 19 15-07-58.png
Milicianos de Liwa Fatemiyun durante la rotura del cerco sobre las ciudades chiíes de Nubbul y al Zahraa.
pakistani fighter zainaboon
Miliciano de Liwa Zenabiyun en un lugar sin especificar de Siria.

Video Homenaje de Liwa Fatemiyun.

Enlace para la compra del libro.

Bibliografía

role-of-iraqi-shiite-militias-in-syria
fighters-in-syria
fighters-in-syria
syrian-hezbollah
intervention-in-syria-long-term-implications
show-the-depth-of-irans-involvement-in-syria
expeditionary-force
and-the-strategic-logic-of-intervention
syria-war-160122130355206.html
fighters-syria.html
fatemiyoun.html
fighters-to-bolster-syrias-bashar-al-assad
regime-in-syria.410227/
%5D=45479&cHash=b1fd0cdae422cab2030811f564ed606a#.V4YQjaIwPAg
july-13-2016
iranian-hard-power-may-4-2016
irgc-fights-in-syria-march-24-2016
1- Bucala, Paul y Kagan, Frederick (2016) Iran’s Evolving Way of War. How the IRGC Fights in Syria.
2- Alfoneh, Ali (2015) Iran and the IRGC. Fueling Conflict in the Middle East.Washington, DC: Foundation for Defense of Democracies.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s