13 División: Los rebeldes de Idlib

13div
Emblema de la 13 División.

A principios de 2012 el teniente coronel Ahmad Al Saoud desertó junto a 27 de sus hombres de las tropas regulares del ejército sirio (concretamente de la 137 brigada mecanizada situada en Deir ez Zor como director de la parte financiera) y huyó cerca de Ma’arat al-Nu’man, su ciudad natal de unos 40.000 habitantes. Allí, formó una unidad insurgente llamada Liwa Ibad al-Rahman que colaboró en la toma de la estratégica localidad a finales de 2012 por parte de diversos grupos rebeldes. A principios de 2013 la brigada se incorporó al Ejército Libre Sirio como 13 División, momento en que contaba con 1.800 hombres integrados en 10 compañías distribuidas en mayor parte al sur de la provincia de Idlib pero con destacamentos en Alepo y Hama.

Ya como 13 División tubo un papel clave en las batallas de Morek, Khan Shaykhun, Wadi al-Deif and Al-Hamdiyyeh entre la provincia de Hama e Idlib a finales de 2014 que supusieron la expulsión del Ejército Sirio del sur de Idlib. Poco antes la 13 División tubo un importante choque con el por entonces Estado Islámico de Al Sham e Irak que contaba con un importante número de milicianos en varias localidades rebeldes de Idlib como Ma’arat al-Nu’man, Saraqib o Sarmanda. El choque empezó con la detención del teniente coronel Ahmad Al Saoud con varios de sus hombres por parte del ISIS que derivó en fuertes combates entre las dos partes y con importantes protestas a favor del FSA por parte de los habitantes de estas localidades, lo que obligó al ISIS a liberar a Al Saoud y a todos los detenidos de la 13 División. A partir de aquí esta unidad ha sido una de las que con más vehemencia ha combatido al EI desde el bando rebelde.

12 (1).png
El teniente coronel Ahmad Al Saoud en una protesta a favor del FSA junto al activista islamista Hadi Abdallah en Maarat Al Numan a finales de 2015

En 2015 la 13 División participó en las batallas de Idlib que expulsaron al Ejército Sirio de la provincia y le obligaron a retirarse hacia Latakia. Aunque esta importante victoria iba a tener consecuencias contraproducentes para ellos, las posiciones tomadas al EAS fueron ocupadas en gran parte por la filial de Al Qaeda, Jahbat Al Nusra, que se convirtió en el grupo preponderante en la provincia en todos los sentidos, en el militar con sus miles de milicianos y en el político con su Consejo de la Sharia. Desde la perspectiva de Al Nusra grupos como la 13 División apoyados por USA abiertamente son un peligro para sus intereses, así estallaron violentos enfrentamientos entre ambos grupos en marzo de 2016 que acabaron con la vida de siete milicianos de la 13 división y con cuarenta más detenidos (entre ellos el capitán Ali al-Salloum comandante de la Brigada Al Bukhari). Jahbat Al Nusra se hizo con el control de Maarat al-Nu’man y Khan Shaykhun, los dos feudos más importantes de la 13 División que se vio obligada a huir hacia Alepo y Turquía al igual que les ocurrió a las dos víctimas anteriores de Al Nusra (Harakat Al Hazm y el SRF). La tensión sigue en los feudos de la 13 División entre los civiles que apoyan al FSA y Al Nusra con protestas constantes.

La 13 División ha recibido apoyo económico de la CIA y de Arabia Saudí desde mediados de 2013 entre este apoyo se encuentran el envío de misiles TOW. También Turquía les ha dado apoyo material, sobretodo después de ser expulsados de sus feudos y ser enviados por la misma Turquía al norte de la ciudad de Alepo para combatir al EI junto a la frontera turca. Alepo tanto el frente de Azaz como el del campo sur de la ciudad se han convertido en el último refugio de la 13 División en la actualidad. El futuro para esta unidad pinta bastante negro porque se encuentra atrapada entre los grandes pesos pesado yihadistas y salafistas que monopolizan las milicias de la oposición que no les interesa la existencia de milicias apoyadas por USA.

CBRwWRuXEAAapSu
Operadores de TOW de la 13 División.
12
Tropas de la 13 División en su cuartel de Alepo.
Cak2PCcUcAATU4b.jpg
Milicianos de la 13 División digiriéndose al campo norte de Alepo para combatir al Estado Islámico en febrero de 2016.